Bienvenido a Emprendizaje Online

Mi nombre es Javier Lozano, pero puedes llamarme Javi.

Como muchos otros, tengo la suerte de tener unos estudios: Licenciado en Ciencia y Tecnología de los Alimentos e Ingeniero Técnico Agrícola en la especialidad de industrias agroalimentarias.

Pero eso es poco relevante en este momento, porque uno no es lo que estudia, uno es lo que hace...

¿Quieres saber más de mi? Continua leyendo...

Una persona normal, con una vida normal.

Pues si, siento decepcionarte... pero eso es lo que soy.

Alguien como tú, una persona normal, con una vida normal.

Porque, voy a decirte un secreto, algo que tienes que meter en tu cabeza desde ya mismo:

No es necesario ser alguien especial para tener un negocio en internet.

Al día siguiente de acabar la carrera, (sí, sí, como suena), conseguí mi primer empleo por cuenta ajena... ¡y de lo mío!.

Eran otros tiempos, pero los sueldos igual de bajos que ahora.

Entré a trabajar en una pyme dedicada a la elaboración de productos cárnicos y en ella aprendí mucho.

Una pyme tiene la ventaja de que, si te haces valer, puedes ir encontrando tu sitio en ella. Puedes ir haciéndote con parcelas de trabajo que otros no quieren... y hacerte tu trabajo a tu medida... y también tu sueldo...

El mío se cuadruplicó en 3 años.

Pero, y aquí va otro secreto:

No trabajes por un sueldo, trabaja por tu realización personal.

Llegó el momento en que sentí que había tocado techo, que ya no progresaba personalmente en esa empresa.

Hice a la dirección de la empresa una propuesta de cambios, que fue rechazada, así que, opté por cambiar de aires.

Cogí un trabajito a media jornada como administrativo, cobrando la tercera parte que antes.

Este trabajo, aunque era peor remunerado, me permitía desarrollar por las tardes un proyecto personal que me encantaba: monté una Academia de Repaso para estudiantes, donde daba clases de matemáticas, física y química.

Fue una etapa muy bonita.

Era mi primer negocio propio y lo estaba desarrollando con la que entonces era mi recién estrenada esposa.

Recuerdo que cuando le dije que dejaba el primer trabajo se quedó blanca.

Lo hice un mes después de casarme, justo cuando se supone que hay que tener un trabajo estable para toda la vida para poder progresar.

Pero esta es la importancia de la fe en uno mismo, en su capacidad de crear valor añadido:

Serás capaz de tener un negocio si eres capaz de crear valor añadido.

Efectivamente. Tener un negocio no se trata de nada más que de eso. Ser capaz de ofrecer a los demás algo que necesitan. Algo por lo que están dispuestos a pagar.

Y yo sabía que era capaz de ofrecérselo.

Monté una academia de repaso porque era lo que estaba alineado con mis capacidades, mis gustos y mis intereses y por eso funcionó.

Resulta que, cuando pones tus capacidades a trabajar, y a generar recursos para ti en lugar de para otros, el resultado de tus acciones revierte en tu bolsillo en lugar de en el bolsillo de un tercero.

Lo tenía claro: si nadie me ofrecía un trabajo en el que yo pudiera crecer como persona y profesional, difícilmente volvería a trabajar por cuenta ajena.

En estas, que al cabo de 4 años mi mujer tuvo a nuestra primera hija. Fue y sigue siendo una bendición.

No se si es lo mejor que he hecho en esta vida como todo el mundo dice... Lo cierto es que fue lo último que hice en mi vida anterior. Porque, hay una vida antes de los hijos y una vida después de ellos. Pero esto es otra historia que debe ser contada en otra ocasión...

A resultas de tan feliz acontecimiento y por diversas circunstancias cerramos la academia de repasos.

Pero yo no me iba a estar parado, no.

Junto con un gran amigo montamos un despacho de ingeniería.

Eran buenos años, pero la competencia era atroz y partíamos prácticamente de cero.

Sin embargo, hicimos las cosas bien. Trabajamos duro, con servicio personalizado y diferenciado de nuestra competencia.

¿Y sabes que? Triunfamos...

Al cabo de seis años teníamos una cartera de clientes que rondaba los mil. Esto significa casi un 30% del mercado en nuestra provincia.

Así que, aquí va otra conclusión:

No te preguntes si tendrás éxito. Haz las cosas bien. Lo demás viene solo.

Buscando otra manera de hacer las cosas.

Sin embargo, un negocio basado en servicios, que crece, que va bien, tiene sus inconvenientes.

Un negocio de estas características es muy difícilmente escalable, depende de tu tiempo. Y si contratas personal para hacer tareas rutinarias es caro.

El negocio funcionaba bien pero se estaba cobrando un precio en forma de salud mental y física, y, si no cambiábamos mucho las cosas, no podría retirarme joven. Ya no digo millonario, que no es mi intención.

Aprovechando ciertas desavenencias puntuales con mi socio, decidí dar un nuevo giro a mi vida.

Tenía que conseguir tener un negocio cuyos ingresos no dependieran de mi presencia continua, del hecho de que yo un día fuera o no fuera a trabajar.

Tenía que encontrar un negocio que, una vez puesto en marcha, pudiera funcionar con poco mantenimiento y supervisión.

Porque, durante esta época, llegué a esta conclusión:

Un negocio no es negocio si no puede funcionar si tu no estás.

Estando convencido de cual tenía que ser la línea a seguir,  descubrí el maravilloso mundo de los negocios en internet.

La mayoría de lo que me encontré, era una sarta de tomaduras de pelo, vende motos y curanderos de feria.

Gente que, usando técnicas yankis de venta por impulso, te vendían aquello de haz dinero mientras duermes, gana 5000 $ en una semana, conviértete en experto en 15 días y sandeces por el estilo.

Muchas de las cosas que se vendían por aquel entonces, y que, por desgracia aún hoy intentan venderse, son hoy el pleistoceno.

Pero, en medio de tanta charlatanería y tanto ruido me pareció distinguir lo que hoy empiezo y te animo a que empieces conmigo.

Un modelo de negocio en el cual puedes monetizar tu conocimiento en cualquier ámbito entregándolo en forma de contenido digital en cualquiera de sus múltiples formas.

Créelo.

Si existe un ámbito de conocimiento en el que te sientes cómodo, en el que sabes más que la media de los mortales, o en el que estás dispuesto a aprender más de lo que sabes, tienes el terreno abonado para poder tener un negocio en internet basado en el conocimiento.

Porque hay gente dispuesta a pagar por ello.

Y ¿por qué iba a pagarte la gente?:

  • Porque se fía de ti
  • Porque no quiere perder el tiempo buscando la información por si mismo
  • Porque quiere que le entreguen la información justa, correctamente ordenada y secuenciada
  • Porque le encanta la forma en que tú lo explicas
  • Porque sabe que con tu información siempre estará a la última
  • Por tantas cosas...

Como, en contra de lo que algunos parecen pensar, no se puede montar un taller sin saber de mecánica, y en aquel entonces no existía lo que he preparado para ti, he dedicado estos años a entender la idiosincrasia, la tecnología y las técnicas de los negocios online.

Existen muchos modelos de negocios online. Te explicaré unos cuantos.

Pero la base de todo, y por eso este sitio se llama así, es que:

Un negocio en internet se emprende mientras se aprende.

Efectivamente, si quieres tener un negocio en internet, no puedes pasarte el día mirando vídeos, y leyendo artículos superinteresantes que luego no te sirven para nada.

Cada día que pasa has de implementar, has de aplicar lo que has aprendido. Has de poner un ladrillo más de tu negocio.

Así, cuando te des cuenta tendrás algo entre las manos. Algo útil. Algo de lo que enorgullecerte y a partir de lo cual ir mejorando.

Por que, y ahí va mi último recuadrito:

Lo mejor es enemigo de lo bueno.

Así que, he decidido montar este sitio, donde los totalmente novatos, y algunos que no lo sean tanto pero que todavía no han tomado acción porque no saben muy bien por donde empezar, puedan ordenar sus ideas y comenzar su negocio en internet desde cero.

Este sitio te servirá sea cual sea tu nicho de mercado, sea lo que sea lo que quieras vender... ¿que todavía no lo sabes? (bueno también te daré pistas sobre eso).

Mi reto es que puedas tomar acción sin perderte en el camino, de forma que no pierdas el tiempo y que al final del proceso tengas entre tus manos el germen de un negocio próspero del que te sientas orgulloso.

Por eso he creado para ti:

Haz click en la imagen de al lado

y empieza a conocer los secretos de los negocios en internet

Aprende a Emprender tu Negocio Online